viernes, octubre 31

grog

Pienso en miles de personas
nadando en agua jabonosa
con los ojos abiertos.
Quiero gritarles que los cierren
o que al menos no los abran
mientras estén sumergidos,
pero no entienden
que otra sensación es posible.
Quizás crean que eso es placer.
Quizás sean idiotas.
Quizás deba comprarme 
una pava que silbe.

martes, octubre 28

Estoy harta de la poesía bastardeada
por la cadencia de la noche.
Juro que si no fuera por la lluvia
por las faltas
por el grito que parte la tarde
por los que salen y dicen llueve
este sería un poema limpio
que no intenta vivir supeditado
a lo que creemos que significa.
Pero, puntos importantes:
llueve
me falta hasta lo que no se pronuncia
y seguro el grito se va a repetir
porque uno solo es mentira,
aqui en la calle
la repetición confirma la realidad
y nadie que escuche uno solo
se atrevería a hacer algo.
Si representara mi fidelidad para con este
rejunte de maravilla y error
en un gráfico sencillo,
la línea ondularía
como una serpentina en el aire
en una fiesta que termina.


viernes, octubre 24

Y en un rayo de sol

Calavera no chilla. Caaaaaaalavera no chilla, Laurita. Me esta costando esta mañana más de lo habitual pero nada importa porque la noche de ayer fue hermosa. Sí, estoy posteando desde el laboratorio, me encanta el riesgo.
Mi amiga Vivi, la inconmensurable e inexplicablemente genial Vivi, participa hace años en el Frente de Artistas del Borda, más específicamente en su propuesta musical: "Acuerdos entre cuerdas y las vueltas del tambor". La desmanicomialización es el concepto que se promulga, que se difunde. Y sigue siendo para muchos tan difícil de asimilar como de pronunciar.
Forman parte de este frente talleristas, artistas, internos y externos del Borda, psicólogos y psicólogas, musicoterapeutas. Forman parte de este taller un montón de personas. Yo fui a a pasar una tarde con ellos hace unas semanas y pude conocer el espacio en el que se juntan semanalmente -incansablemente- los miércoles entre las 16 30 y las 19, a veces hasta las 20 hs. Es abrumadora la energía que tienen, la pasión por lo que hacen, el esfuerzo que hacen todos para poder formar parte y para sostener el espacio.
Actualmente se juntan en un aula que les cedieron en un 4 piso por escalera la mayoria de las veces que no funciona el ascensor, en un edificio lejano del predio, porque la sala del frente de artistas no tiene luz. Y así, con todo. Pero eso es otra tema del que ya hablaré.
Anoche pasamos una velada hermosa. El fantástico Teatro Xirgu abrió sus puertas a las 20 hs. para recibir al público feliz de asistir a la presentación oficial del segundo disco titulado "La paciencia impaciente". Me emocioné mucho y salí llena de vida.
Lamentablemente todavía no subieron los temas a la internete, pero consegui una breve grabación de la canción que siempre me hace llorar, pecador cielo, cómo lloro cuando entra el coro. Dicha grabación es del concierto que brindaron en el Espacio Marechal hace ya un mes y medio, dos. Es una versión más íntima, pero ayuda a hacerse una idea de lo de anoche.
https://www.facebook.com/video.php?v=1527382637475499

Y después, para pensar un poco, el trailer de La Asamblea. https://www.youtube.com/watch?v=dhB-5y78xjI

Cuánto hay por hacer.





miércoles, octubre 22

Pienso que llevarmelo en el comienzo del día fue una idea brillante.

Casi siempre olvido salir con un paraguas cuando el día esta gris. Es tan odioso tener un compromiso y llegar empapada, la cartera con oleaje adentro, los cuadernos de papel maché, las botas que hacen cuic-cuic, el pelo pegado al cuero cabelludo como si de lengüetazos furiosos de mil vacas hubiera sido víctima.
Pero escribí Casi porque hay veces que me ilumino. Y a esto iba, es lo único que vine decir: me entusiasma tanto tener un paraguas cuando llueve que siempre soy la última de la ciudad en cerrarlo. 

domingo, octubre 19

Tengo que pagar las expensas tengo que pagar la luz
mientras viajo resuelvo la ecuación con criterio
lo voy a hacer hoy llego me desvisto
pongo la pava me descubro distraída acariciandome
un hombro tengo que arreglar todo esto
buscar otro trabajo me toco el esternon y pienso
no se va a hacer mañana antes de que lo logre
antes de que el león que grita pague el gas y decida
pague el teléfono y concrete.
antes de que este león que jode
pague.
Mejor me siento y escribo. No, Laura.
Levantate prendé el computador y pagá las deudas
pero mis deudas conceptuales son enormes.
basta del despertador chillón.
Mejor termino el libro de la mañana. Laura, no.
Levantate y solucioná esto.
Yo arreglaba todo con pegamento berreta
estaba influenciada por la cercanía del mercado de las pulgas
todo era blanco de poxipol y cinta scotch
y antigüedades puestas en valor nuevamente
y polvo y recuerdos, retratos tristes de gatos escondidos en un mueble lleno de polillas.
Ya no tengo amuletos ni monedas de suerte
Necesito un poxipol universal que me banque los trapos
y vaya pegando una por una piezas que no encastran
esta hora no es ideal para estos pensamientos
esperar al día levantar las persianas
la luz me miente dulce
me dice cosas lindas

quizás si dejo de arrepentirme.

Si yo tuviera esa velocidad


lunes, octubre 13

Ausencia y sobrecarga

Llegan currículums al mail del Laboratorio. Abro uno de una chica que se postula para técnica extraccionista pero recién se recibió del secundario. Busco atenta, en ningun lugar hay un solo indicio de que sepa al menos sacar sangre. Esta bien, no digo un título. Algo: asistente en una salita barrial, adicta a alguna serie que involucre masacres y venas expuestas, falopera.
Pero nada. Al final en experiencia laboral pone que en el colegio vendió rifas y administró un kiosko saludable. Tiene que ser una joda. Cuando una compañera lo menciona y destaca lo del kiosko me río con ella pero en verdad quiero llorar contra mi antebrazo.
Esto es un quilombo. La desmesura es un concepto que como sociedad hicimos carne. ¿Se supone que mi información valuable de antemano reside en un par de hojas A4? Cada vez que lo mando pienso: cualquiera. Un amigo me dijo cuando modificaba uno que el currículum es la instancia por excelencia además de los continentes ficcionales como el teatro, el cine, la literatura y los telos para permitirse mentir sin culpa; que la sociedad lo permite. Que la sociedad permite qué. Mentir, querida, mentir.


sábado, octubre 11

Parque

Soñé que una gran amiga con la que nos distanciamos hace un tiempo me llamaba en el medio de la noche para pedirme que me fijara si llovía y al decirle que sí, que efectivamente diluviaba en la ciudad, me contaba además que una profesora que habíamos tenido estaba muerta. Está muerta -decía- Y yo en pelotas a oscuras en el pasillito temblaba y se me helaba la sangre. Después colgaba el teléfono y de repente estaba en el Durand sentada en una silla enfrente de un médico que del otro lado del escritorio emparejaba mi historia clínica golpeando el montoncito de hojas contra la madera y como en las película me decía que tenía Hiv. Tenés Hiv -decía- Y yo lo miraba y pensaba: cagué.
Después estaba en la facultad de medicina y me encontraba con un amigo y le decía pero yo no estudio más y me decía no importa, no importa, esta clase te va a interesar. Y yo entraba y en el pizarrón decía "Hoy: diferencias entre Sida y Hiv" y empezaba a correr y era de madrugada y llegaba al Pque. Centenario y no estaba enrejado, me metía casminando hasta llegar a la laguna y un grupo de pibes me quería robar y yo les decía, che, no me jodan, tengo hiv, y me decían pobrecita, tiene sida, toma un poco de cerveza. Y yo les decía no, sida no, y terminaba dandoles una clase ahi al lado del anfiteatro enfrente de los patos que pasaban y nos poníamos todos en pedo y aparecía el médico y decía me equivoqué no tenés nada y los flacos me empezaban a putear.
Quiero que mi inconciente escriba un guión.

jueves, octubre 9

Verdades inapelables

Un sombrero de ala ancha siempre que este puesto va a proteger del sol.
Si al nombre del número 3,14 le agregás una j y una a queda pija. Y si luego intercambiamos la i por otra a sería un cansancio leve e insoslayable.
Hay gente más idiota que otra. 
Si no te llamó ya esta. No, en serio, ya está.
Los gatos duermen una bocha. No se condicen con el clima ni con una mierda. Cuando un gato duerme no hay que joderlo. Caricias, mínimas y decididas.
Si mi vecino sigue arreglando su auto a dos metros y medio de la ventana del living, voy a esperar a que se haga de noche y voy a pasarle un destornillador de pé a pá, desde el faro delantero al trasero haciendo un movimiento zigzagueante para darle valor artístico.
Si un colectivo me pasa por encima a la ida y luego el conductor mete reversa y me pisa nuevamente,
indefectiblemente
decididamente
voy a morir.

Parece mentira que algunas respuestas les lleguen a los que no se hacen tantas preguntas.

lunes, octubre 6

Similitudes

El muchacho de la verdulería
me regaló una plantita
de pétalos azules y centro negro
La puse en la ventana para que le de el sol
a riesgo de que alguien se la lleve
arranque las flores
le hagan algo malo
pensé en ponerle un cartelito
-por favor, no te la robes-
pero me gusta la alegría en suspenso
de confirmar cuando estoy llegando
con el alma hecha un puño pequeño
que efectivamente sigue ahí
que no hay en su lugar un circulo mojado
igual que si afanaran un auto
y arrancaran a toda velocidad
en el lugar donde nadie vio nada
con la misma impunidad silenciosa
del ratero emocional
que creyó que algo tuyo era suyo
y creyó bien
y no se llevó nada
justo cuando hubieras renunciado
así nomás
a la propiedad privada.




sábado, octubre 4

A veces me dan cosa nuestras
vidas acumuladas de recuerdos
que no nos dejan dormir
aunque estemos durmiendo bien