jueves, diciembre 3

En un pequeño sector

Los que cuentan siempre la misma historia
y los que fabulan sin preocuparse
por elaborar buenas mentiras.
Los cuerdos e indestructibles
y los que son lo que queda.

A los emprendedores se les oponen
los que simplemente no pueden olvidarse.
Los que pasean a sus perros sin correa.
Las luces prendidas a esta hora
en el techo de la ciudad.

Si yo aceptara las cosas,
con la creencia pesada
que deja el miedo al paso de los días,
seguiría siendo yo,
seguramente sufriría
un poco menos,
pero no escribiría.

3 comentarios:

  1. Nunca dejes de cantar, tocar la guitarra, filosofar y escribir, es la esencia de tu identidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te escucho decirlo con seriedad, Perrin. :) besos van

      Eliminar
  2. Como diría Sara Hebe:
    "para qué viniste, y por qué te fuiste
    para qué naciste, por qué todo es triste,
    son las preguntas que me hago todos los días
    Y si no me las hiciera
    tampoco escribiría"

    ResponderEliminar

'Casa-quinta' es una palabra compuesta por una casa y un jardín.